Noticias

Nadie dijo que fuera fácil

4 de septiembre de 2019

Con la formación ya bajo el brazo, gracias al Dr.Santiago Martín Rillo, Maria Àngels Rial decidió dar el siguiente paso: montar un laboratorio y adquirir a unos buenos sementales. Sin embargo, la idea era mucho más compleja de lo que puede parecer inicialmente. Empezando por la gran inversión económica que debía hacerse.

Pese a las reticencias de la familia, pues era mucho dinero, la insistencia y las ganas de Maria Àngels vencieron y consiguió montar todo lo necesario. Parecía que lo más complicado ya estaba hecho, pues muchos ganaderos de la zona aseguraban que comprarían dosis, con lo que todo apuntaba a que habría ingresos rápidamente. Pero nada en esta vida es fácil y surgió otro gran problema: la peste porcina africana. En aquella época (hace ya varios años), no se contaba los avances de hoy en día, por lo que la prevención era la mejor solución.

Debido a esta enfermedad y para no arriesgar, estaba prohibido vender semen en la zona por un tiempo limitado. Esto conllevaba problemas económicos a la familia, porque la inversión realizada comenzaba a pesar demasiado y se convertía en un serio problema. Ante tal adversidad ,y con la necesidad de comenzar a tener ingresos, tocaba remangarse, trazar un plan y trabajar para reconducir la situación. Y vaya si lo hizo, como descubriremos en el siguiente episodio.