ANALITICAS
Noticias

Semen Cardona, crecimiento e internacionalización

8 de octubre de 2019

Una vez desencallada la situación y con la Generalitat enviando emisarios y mostrándose orgullosa de una empresa como Semen Cardona, el negocio comenzó a crecer. El producto gustaba, por lo que la empresa empezó también a exportar al extranjero, haciéndose hueco en mercados internacionales, pese a la ardua competencia.

Tal como recuerda Maria Àngels Rial, Semen Cardona creció porque el sector comenzó también a evolucionar. La inseminación artificial ya no era un método desconocido y cada vez era más utilizado, dadas las ventajas que ofrece. Sus beneficios, unidos a la importancia de la cadena de la carne como sector, hicieron que crecieran las inversiones y se tecnificara todo el proceso. Por lo que, poco a poco, cada vez crecía más la demanda, llevando a la creación de otras empresas que se dedicaran a trabajar industrialmente con las dosis de semen. Pero Semen Cardona fue la primera y ya era un referente.

Fueron unos inicios difíciles, con varios obstáculos que Maria Àngels supo superar. Sacrificios que la llevaron a desplazarse a diferentes pueblos para vender e, incluso, a transportar personalmente un pedido en medio de una tormenta. Todo para poder salir de casa y dedicarse a algo más que hacer labores en casa. Para sacar adelante un proyecto que, con años y trabajo, se ha convertido en un referente en el sector a nivel internacional: Semen Cardona.